METODOLOGIA

METODOLOGÍA

En Little School utilizamos una metodología basada en las actividades, donde el reto más importante es que los niños se diviertan y estén deseando que llegue el día de asistir al aula. Se trata de diseñar una serie de actividades donde participen, construyan, manipulen alimentos, utilicen materiales como barro, pintura, etc., aprendiendo habilidades muy variadas y enriquecedoras, a la vez que van adquiriendo una serie de valores y hábitos: orden, limpieza, organización, alimentación sana, responsabilidad, tolerancia…

Todas estas actividades son dirigidas y coordinadas en inglés por un monitor nativo, de forma que el niño se va acostumbrando a entender el idioma, y sin darse cuenta ni realizar esfuerzo alguno, al cabo de pocos meses es capaz de entender una gran cantidad de palabras y expresiones en inglés. Y lo más importante: el aprendizaje del idioma se ha conseguido realizando tareas muy diversas y divertidas, por lo que ha oído cada palabra en una gran variedad de contextos y situaciones. Es decir, el niño habrá adquirido un sólido conocimiento del inglés mientras realiza actividades muy interesantes y motivadoras para ellos, a la vez que descubre sus gustos y aptitudes por la pintura, la música, el modelado, la cocina y un sinfín de actividades.

Se trata de una metodología totalmente diferente de la que se utiliza en las escuelas, donde el idioma se estudia (porque raras veces se aprende) memorizando y totalmente fuera de contexto.

DINÁMICA DE CLASE

Las actividades se planifican de manera que cada día el niño realiza varias tareas diferentes, con una duración adecuada, para conseguir que no se aburran. Normalmente la clase se divide en 5 actividades:

-Canciones:  se trata de una actividad introductoria y motivadora, donde durante unos 10 minutos los niños cantan y bailan con su profesor canciones relacionadas con el vocabulario nuevo que se va a incorporar.

-Juegos en la alfombra: los niños se sitúan en una alfombra alrededor de su profesor, y éste a través de cuentos, juegos, flash-cards trabaja con ellos el vocabulario de la semana.

-Actividad principal: puede ser un taller de cocina, manualidades, pintura, etc.

-Jolly Phonics: los niños destinan 10-15 minutos a trabajar los sonidos y las letras, para introducirlos poco a poco en la lecto-escritura en inglés.

-TV time o cuentacuentos en inglés (aprox. 10 minutos)

-Bye-bye song.

Todas estas actividades son impartidas en inglés, donde el monitor va explicando con órdenes sencillas qué hay que hacer en cada momento, así los alumnos van relacionando cada palabra con una acción, una parte del cuerpo, un objeto, un color, un alimento, etc. A la vez los chicos se van acostumbrando a ver programas de televisión, a escuchar canciones, y cuentos en directo en inglés. Esto hace, que de forma divertida y amena, su nivel de inglés práctico sea cada vez mayor.

Se trata de actividades muy cortas, con una duración entre 5 y 15 minutos, ya que los niños a esta edad necesitan cambios  frecuentes ya que su capacidad de concentración es muy pequeña. En definitiva, el objetivo es que los niños se diviertan y no se aburran.

Comments are closed.